Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Saunas

Saunas

Una sauna, no es otra cosa que un baño de vapor, dentro de un recinto a alta temperatura. Existen 2 variantes que dependen de la humedad; Sauna Húmeda o Baño Turco donde la temperatura no supera los 70º y la humedad es alta, y Sauna Seca o Finlandesa donde la temperatura puede alcanzar los 90º y la humedad no pasa del 20%.

La sauna tiene grandes beneficios para el organismo, ya que, debido a la sudoración que se produce rápido y en gran cantidad, eliminamos toxinas y activamos la circulación. La tomamos con fines higiénicos y terapeuticos. Y, si hacemos contrastes de temperatura (recomendados) sesión de calor / sesión de enfriamiento, amplificamos notablemente estos beneficios.

 

* El baño turco se realiza en salas herméticas, con una temperatura que oscila entre los 40º y los 70º con una humedad de casi 100%.

Originalmente era un sistema de salas de calor a partir de 25º y subiendo gradualemente sala a sala. Conbinando calor seco y húmedo, frío y masajes. Se consiguen unos beneficios espectaculares.

* La Sauna seca o Finlandesa de origén Finlandés es una práctica habitual en Escandinavia (no hay mas que ver lo guapetones y guapetonas que están todos!). La temperatura en el interior oscila entre los 70º y los 100º, y es casi obligatorio tomarla desnudo (aunque a 100º no creo que apetezca un abrigo)

El interior está forrado de madera y se calientan a través de leña (tradicional) o electricidad.

Existe el concepto "Higiene de Sauna", debido a que se consigue una higiene perfecta de la piel sin utilizar productos. La transpiración tan profunda, hace que se abran todos los poros, y se eliminen la grasa o sebo, toxinas y bacterias.

Para los finlandeses, tomar una sauna es un rito en si, con varios lapsos de golpes de vapor / transpiración, echando agua sobre piedras caliientes.  Esto tiene un nombre para los finlandeses: löyly, palabra que utilizan desde hace más de 7000 años.

En el origen la Sauna, era un lugar sacro y ubicado en el patio de las casas. Ya en el siglo XX empezaron a contruirlas al lado de los lagos.

Habitual y tradicionalmente, se realizaba una sola sesión de sauna, que además era conjunta, debido a lo costoso y trabajoso de acondicionar la sala.

La sauna no solo se utilizaba para limpiar el cuerpo, si no también el Espíritu. Hasta la segunda guerra mundial, era en la sauna donde se preparaban a los muertos para el entierro, pero también donde se daba a luz.

Las sesiones de sauna tienen varias normas y tradiciones, siendo la máxima: La sauna debe de ser un lugar tranquilo, no se debe hacer ruido, y se debe hablar bajo.

La tradición finlandesa vinculaba la sauna con el calendario agrario y festivo, de hecho, esta cultura considera la sauna como una institución nacional, tal y como otros baños de vapor de otras culturas: El Inapi norteamericano, el Ofuro japonés, el Hamam árabe, el Temazcal mexicano o el Bania ruso; y como no, las Termas Romanas, de las cuales tenemos varios vestigios en la actualidad.

La sauna está compuesta por cabina y estufa, aparte de los elementos de enfriamiento externo como una Piscina, ducha o lago.

La cabina es una sala de madera con bancos en distintas alturas y tradicionalmente, piedras sobre una estufa para calentar la sala y arrojar vapor al echar agua sobre ellas.

Entre los siglos V y VIII se crearon en Finlandia las saunas de madera, las cuales eran chozas de troncos en un solo cuarto calentadas con fuego y humo.

La estufa ha ido evolucionando a lo largo del tiempo: de una hoguera cubierta de piedras, una bóveda de piedra donde se realizaba fuego con una cúpula donde se ponían las piedras (estufa que muchas familias aprovechaban como cocina). Llegando a 1800, se empezaron a utilizar fogones con 3 cámaras, una para fuego, otra para piedras, y otra para humo; más tarde, se añadió una chimenea. Luego estas estufas se empezaron a construir en ladrillo, y se incorporaron a las cabañas - saunas de los jardines de las casas de las ciudades.

Hacia 1910 comienzan las estufas metálicas, las cuales evolucionaron muy rápido, poco a poco las llamas no tocaban las piedras y el humo no se veía.

La creación de ciudades en la sociedad finlandesa, los pisos y cuartos de baño convencionales hicieron decaer las saunas. Pero, una tradición es una tradición, y empezaron a construir baños públicos para tal fin. Con secciones separadas para hombres y mujeres, e incluo zonas para baños familiares. Y varios servicios complementarios como masajes.

A mediados del siglo XX se incorporó la estufa eléctrica, lo cual hizo todo el proceso muchísimo más comodo, sin necesidad de salida de humos y con regulador eléctrico. Esto hizo que muchas familias acondicionasen una habitación en su piso como sauna.

En países con menos tradición de sauna, estas instalaciones las tenemos en zonas deportivas y de ocio,como gimnasios y Spas. (salud mediante el agua). Aunque ahora te damos la oportunidad de tener un trocito de Finlandia en tu casa!!

Consejos para tomar una Sauna.

Aunque cada usuario deberá adaptarlo a si mismo.
- Realizar la sesión con Tranquilidad.
- Tiempo de sesión completa : entre 1 hora y una hora y media. (Aunque dentro de la cabina el máximo serían de unos 40 minutos)
- Ducharse con agua caliente y jabón: se puede entrar a la sauna con la piel seca o con la piel mojada. Ambas son válidas.
 - Llevar una toalla para poder sentarse o tumbarse sobre los bancos y no quemarse!! también por higiene.
- Entrar en la sauna y permanecer un máximo de 15 minutos. A ser posible en un banco superior.
- Salir de la sauna cuando se note agobio.
- Se comienza a sudar a los 8 o 12 minutos, la sudoración de eliminación, que hace que la temperatura corporal suba un par de grado.
- Como realmente es igual una sauna a 80º o a 100º, es preferible tomarla a 80º.
- Para que el cuerpo mantenga igual temperatura debe de estar tumbado.
- Para subir la humedad, lo cual hace que también suba la temperatura, hay que verter agua sobre las piedras. A la cual se le puede echar alguna esencia, lo que hará aun más agradable la experiencia.
- Antes de salir es recomendable permanecer 2 minutos sentado, y levantarse despacio.
- Salir de la sauna y ducharse con agua fría, empezando de abajo arriba (de pies a cabeza) El contraste de temperatura acelera la circulación sanguínea. También se puede dar un baño frío (muy recomendado a las personas mayores) o salir al aire frio
- Permanecer relajado durante un cuarto de hora, en el cual podemos dar un paseo o un masaje.
- Repetir la sesión por un tiempo parecido incluído enfriamiento y relajación.
- Al finalizar la última sesión, hay que esperar a recuperar la temperatura normal del cuerpo para vestirse, descansar, y beber algo frío tranquilamente.
- Nada de alcohol antes y durante la sauna. Ni comidas pesadas. O nos podemos poner muy malitos.
- Para evitar mareos, es recomendable que nuestro organismo tenga algo de glucosa.
- Si la presión arterial es alta, en lugar de ducharnos con agua fría lo haremos con agua templada.
- Los principiantes harán una sola entrada a la cabina, hasta que el cuerpo se adapte.
- Se aconsejan 3 sesiones por semana.
- Ojo! La creencia de que cuanto más tiempo dentro del vapor se adelgaza más es completamente falsa, una sesión de sauna aconsejada, debido a los beneficios que tiene, activación de la circulación, y eliminación de toxinas ayuda a adelgazar, pero la sauna en si misma no adelgaza. El peso perdido durante una sesión de sauna lo recuperaremos con líquidos.
- Hay que tener cuidado con los objetos metálicos como joyas o relojes, ya que alcanzan altas temperaturas.
- No se debe cubrir el cuerpo con prendas, especialmente plásticos o impermeables. Queremos una transpiración natural.
- Dentro de la sala no hay que comer ni beber. Y evitaremos hablar o hacer cualquier esfuerzo físico.

¿Qué beneficios tiene la sauna?

- Son increíbles los efectos positivos en la batalla contra el estrés y el agobio crónico.
- Limpieza y desintoxicación de nuestra piel.
- Limpieza de las vías respiratorias, especialmente indicado para fumadores, personas con problemas de espectoración, y tratamiento de faringitis y bronquitis, y asma bronquial.
- El flujo de la sangre se regula.
- Facilita un buen dormir y un mejor descanso.
- Los músculos y la mente se relajan.
- Normalización de la presión arterial.
- Saturación del oxígeno de la sangre.
- Estimulación psiquica.
- Estimulación psíquica.
- Alivio de los dolores corporales y mejora en la artritis.
- Ayuda a combatir enfermedades del aparato respiratorio. (Aunque las personas con problemas respiratorios, deben consultar con un médico los tiempos y la periocidad de las sesiones de sauna)
- Ayuda a mantener la salud en general.
- Mejora los dolores de cabeza y migrañas.
- Mejora las consecuencias del estrés y preocupaciones.
- Dolores reumáticos.
- Desintoxicaciones.
- Fortalecimiento de músculos y mejora del tono de los mismos.
- Mejora en pequeñas lesiones, contracturas, dolores de espalda, lumbalguas..
- Mejora en los transtornos de la menopausia.
- Aplicación a personas tras un infarto o con patologias del corazón (Bajo control médico)
 

Tras saber que vamos a salir como nuevos y con la piel de un bebé...

¿NOS DAMOS UNA SESIÓN DE SAUNA??

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle punlicidad relacionada con sus preferencias mediante el estudio de sus hábitos. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar su configuración u obtener mas información Aquí.

Acepto las cookies en este sitio.